Indice

Siguiente Tema

 

SALUD


Mejorar el  nivel de vida de los más excluidos mediante políticas de carácter integral,
ejecutadas en forma coordinada y participativa, que rompan  el círculo vicioso
de crecimiento empobrecedor

Alfonso Portillo,
Presidente de la  República,
Discurso de Toma de Posesión.

No obstante que la Constitución Política de la República reconoce el derecho de la población guatemalteca a la salud y establece la obligación del Estado de velar por la salud de todos los habitantes, procurándoles el más completo bienestar físico, mental y social, las condiciones de  salud de la mayoría de la población guatemalteca son precarias,  lo que se refleja en que la mortalidad infantil alcanza a 40 niños por cada mil nacidos vivos y la mortalidad materna, a 190 mujeres por cada cien mil nacidos vivos.  La tasa de mortalidad infantil es mayor en el área rural y entre la población indígena, siendo la diarrea y neumonías las principales causas de muerte y en las mujeres la tercera causa de muerte es la desnutrición, lo cual tiene efectos directos en su salud en la etapa reproductiva, situación que varía según la condición socioeconómica, el género y la etnia.

En lo anterior incide, principalmente, el limitado acceso que la población tiene a los servicios de salud, la concentración de las instituciones del sector en el área urbana, la falta de incentivos adecuados para el recurso humano que interviene en la prestación  de los servicios, la limitada prestación de servicios de salud preventiva y las deficientes condiciones que presenta la infraestructura de la red pública de servicios de salud.

Es por eso que en la Matriz de Política Social 2000–2004, el Gobierno de la República asumió el compromiso de mejorar la salud de la población, a través del aumento de la cobertura de los servicios de salud con calidad, eficiencia, solidaridad, equidad de género y pertinencia sociocultural, en el marco de la transformación del sector, con especial atención a los grupos de población en extrema pobreza y excluidos, dando prioridad a las mujeres, niñas, niños y a los pueblos mayas.

Extensión de cobertura de los servicios básicos de salud

La cobertura estatal en salud ha sido ampliada principalmente por medio del Sistema Integral de Atención en Salud (SIAS), el cual es un modelo de gestión que funciona a través de una alianza estratégica con ONG´s, prestadoras y administradoras de servicios de salud del área rural. En el año 2000, la población atendida por el SIAS ascendió a 3.4 millones de personas ubicadas en las zonas rurales más postergadas del país. 

La extensión de la cobertura de los servicios básicos de salud, por medio del SIAS,  se ha sustentado en el empleo, por parte de las comunidades, de métodos de salud sencillos y adaptados a sus características culturales. 

Por su parte, el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), cubrió durante el año 2000 a 2 millones de personas, entre afiliados, esposas e hijos de afiliados y pensionados.  De esta cuenta, la cobertura estatal en salud alcanzó en  el año 2000 al 74% de la población del país, tal como se muestra a continuación.

Guatemala
Cobertura Estatal en Salud 
2000

 

Millones de personas

Ministerio de Salud

6.4

IGSS

2.0

Población cubierta

8.4

Población total

11.4

Porcentaje de cobertura estatal

74%

Fuente: MSPAS e IGSS.

A nivel nacional se prestaron tanto por parte del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) como el IGSS los siguientes servicios: 121,280 intervenciones quirúrgicas; se atendieron 137,294 partos institucionales y 3,818,208 consultas médicas (enfermedad, accidentes, maternidad y odontológicas); se efectuaron 8,891,992 exámenes de laboratorio, 317,804 de rayos X; y,  se atendieron 957,196 personas en reconsultas médicas.

Para extender la cobertura de los servicios de salud, se estableció como prioritario, contar con más y mejores unidades médico hospitalarias y con infraestructura y equipamiento para prestar mejores servicios que satisfagan adecuadamente las demandas de atención de salud de la población. En este aspecto sobresalen la remodelación y equipamiento del Hospital General San Juan de Dios, la rehabilitación de 20 establecimientos de salud ubicados en los departamentos de   Suchitepéquez, Escuintla, Santa Rosa, Jutiapa, Chiquimula, Jalapa, El Progreso e Izabal.  

También destaca la finalización  del proyecto de Equipamiento Médico Fase III, que comprende a diez hospitales de la red del MSPAS localizados en Petén, Zacapa, Jalapa, Alta Verapaz, Guatemala, Izabal, San Marcos y Jutiapa, cuya ejecución se efectuó con recursos de cooperación no reembolsable del Japón por Q76.9 millones; asimismo, el funcionamiento de una nueva unidad médica del IGSS en el municipio de Villa Nueva del departamento de Guatemala y las remodelaciones efectuadas en las unidades médicas de varios departamentos;  la construcción de 59 puestos de salud y la dotación de 65 puestos con instrumental básico por parte del Fondo de Inversión Social (FIS).

La inversión total en infraestructura de salud y en equipamiento médico ascendió a Q. 689.6 millones, para un total de 926 obras.

Capacitación en Salud a comadronas tradicionales

En la prestación de servicios básicos de salud en el primer nivel de atención, a través del FIS, 110 comadronas fueron organizadas, capacitadas y dotadas de maletines con instrumental básico; además, se contrataron 35 paramédicos para la atención de aproximadamente 100,000 personas en áreas alejadas sin cobertura de servicios de salud.  En el segundo nivel de atención el MSPAS, extendió la cobertura de servicios en los departamentos de Izabal, Zacapa, Huehuetenango y Quiché  con la colaboración de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y apoyo financiero de la cooperación del Gobierno de Finlandia (Finlandia/OPS), por Q. 28.0 millones.

En atención al cumplimiento de los Acuerdos de Paz, se efectuó la propuesta operativa para impulsar y fortalecer los servicios básicos de salud para la población desarraigada en 13 municipios: Sayaxché, Ixcán, Nebaj, Chajul, Santiago Atitlán, Nentón, Barillas, Colotenango, Cahabón, Chahal, Chisec, El Estor y Fray Bartolomé de las Casas.

Con el fin de favorecer el acceso de la población a medicamentos de calidad y bajo costo, se extendieron los servicios del Programa de Accesibilidad a Medicamentos (PROAM) hacia la población más necesitada del país con la creación de 2,321 botiquines rurales en diferentes comunidades del territorio nacional; se constituyeron 10 farmacias comunitarias a nivel nacional, las cuales fueron dotadas con medicamentos y equipo; y, a través del Fondo Indígena Guatemalteco (FODIGUA) se finalizaron ocho proyectos que incluyen actividades de capacitación e implementación de farmacias comunitarias, que beneficiaron a poblaciones de los departamentos de Izabal, Chimaltenango, Quiché, Huehuetenango y Quetzaltenango.

Promoción de salud preventiva y reproductiva

Las acciones en este campo se dirigen hacia la reducción de la mortalidad materna e infantil, mediante el control de enfermedades que pueden evitarse a través de medidas de salud preventiva, para lo cual se han desarrollado acciones importantes como las siguientes:

A través del Acuerdo Ministerial SPM 1307-2000 fue declarado el mes de mayo como mes de la salud de la mujer guatemalteca, lo que sirvió de marco para la promoción de la salud de la mujer como derecho.  El acuerdo determina la realización de actividades orientadas a reducir las tasas de morbilidad y mortalidad en las mujeres a toda edad, por causas prevenibles así como las sexuales y reproductivas y la violencia que se ejerce contra ellas.

Dentro de este contexto, se realizó en la primera semana de agosto la Feria Nacional de la Salud de las Mujeres en los departamentos de Guatemala, Sacatepéquez, Quetzaltenango, Totonicapán  y Alta Verapaz beneficiando aproximadamente a 12,000 mujeres, mediante la prestación de servicios gratuitos para exámenes de papanicolau, mama, diabetes, enfermedades del corazón, obesidad y desnutrición. Además, se ofrecieron consultas médicas, ginecológicas, odontológicas y psicológicas para casos de violencia familiar, problemas de pareja, de alcohol y drogas; también se aplicaron vacunas contra el tétano a mujeres embarazadas y en edad fértil. Este evento fue promovido por el MSPAS, la Coordinadora 28 de Mayo, OPS y la Organización Mundial de la Salud (OMS)

En beneficio de los grupos de población más pobres y excluidos, el Plan Nacional de Salud 2000-2004 incorporó nuevos programas en atención a la Mujer, Niños, Niñas y Adolescentes, Salud Reproductiva, VIH-SIDA y Gestión de Riesgos para determinar mecanismos de alarma y alertas, los cuales atenderán a grupos de población específicos con mayor cobertura y calidad. 

Dentro del programa de Salud Integral de la Mujer, Niñez y Adolescencia, se elaboraron para su control y evaluación,  indicadores de salud reproductiva de la mujer; además, se creó y puso en funcionamiento la unidad ejecutora del proyecto "Mejor  Salud para Mujeres, Niñas y Niños del Area Rural" en las áreas de Quetzaltenango, Totonicapán, San Marcos, Sololá, Chimaltenango, Suchitepéquez y Retalhuleu.

En el campo de la salud infantil, se implementó la estrategia de atención integral de enfermedades prevalecientes en la infancia (AIEP), con el fin de disminuir la tasa de mortalidad infantil.  Se mantuvo la certificación de la erradicación de poliomielitis a través del programa horizontalizado de inmunizaciones y semanas nacionales de salud; y, la cero prevalencia de casos de sarampión debido a la aplicación de  vacunas a la población objetivo: niños y niñas menores de 15 años.

En el campo de salud reproductiva, se formuló un programa nacional con el fin de disminuir la tasa de mortalidad materna, el cual plantea la atención integral a la mujer guatemalteca y contiene entre sus principios y líneas de trabajo la salud integral de la mujer, niña y adolescente, educación sexual para los adolescentes, promoción de los cuidados de la mujer en el período prenatal y en el puerperio, lactancia materna, planificación familiar, control del cáncer uterino y de la mama, paternidad responsable y VIH/SIDA.

Dentro del tema de lactancia materna, se estableció un convenio entre la Secretaría de Bienestar Social y el MSPAS para promover este tema en la red hospitalaria, áreas y centros de salud, habiéndose realizado tres talleres en el interior de la república (Quetzaltenango, Chichicastenango y Panajachel); y, en los hospitales del IGSS se impartieron 283 pláticas dirigidas a 5,660 madres para promover dicha práctica.

Para el programa VIH-SIDA, se elaboró el reglamento sobre la Ley General del Combate al SIDA, Decreto 27-2000; se controló y dio tratamiento a 705 casos de personas infectadas. En actividades de prevención y promoción para el control de esta enfermedad, la Comisión Nacional del VIH-SIDA, personal médico y de trabajo social del IGSS, distribuyeron documentos actualizados sobre el tratamiento de la enfermedad al personal médico, realizaron talleres de capacitación en 42 empresas, con la participación de 1,897 trabajadores y se  distribuyeron afiches y trifoliares informativos.

A nivel nacional, se efectuó vigilancia a casos de chagas, malaria y oncocercosis a través de 98,620 muestras tomadas y se implementó la estrategia de eliminación de esta enfermedad en el país. Se estratificó a 6,520 localidades de alto riesgo de padecer enfermedades transmitidas por vectores; se aplicaron 5.3 millones de dosis para prevenir enfermedades inmunoprevenibles.  Durante la primera, segunda y tercera semana de la salud se suplementó con dosis de vitamina “A” a 589,263 niños entre 6 y 35 meses de edad; se aplicaron 826,998 dosis de toxoide tetánico a mujeres en edad fértil y embarazadas; se  administró hierro y ácido fólico a 603,971 mujeres embarazadas; se brindó 1.2 millones de consultas de prenatal, parto y post-parto; y, se dio 6.34 millones de tratamientos preventivos de aplicación típica de fluor.

Dentro de las actividades de salud preventiva, se renovó el convenio MSPAS- IGSS, para prestar por parte del IGSS atención primaria en salud a todo el departamento de Escuintla, con lo cual se fortalecen las alianzas estratégicas en salud.

Se realizó el análisis de azúcar en ingenios, para controlar la fortificación del azúcar de consumo nacional con vitamina "A".  Asimismo, se realizó el análisis de muestras de sal para controlar la yodización de la sal importada para consumo nacional.  Se realizaron inspecciones higiénico sanitarias a fábricas de alimentos y bebidas a nivel nacional.

Se promocionaron los siguientes eventos: semanas nacionales de salud,  vacunación antirábica, campañas de prevención de accidentes, combate del cólera y prevención del dengue, jornadas de vacunación y la Feria Nacional de las Mujeres.  Además, se realizaron campañas nacionales de vacunación, difundidas en Lenguas Mayas, Garífunas y Xincas, en atención al reconocimiento de la propia identidad de las poblaciones atendidas tal como lo establecen los Acuerdos de Paz. 

Formación, capacitación y profesionalización 
de los recursos humanos

Parte importante de la prestación de servicios de salud es contar con recursos humanos formados y capacitados, contar con la carrera administrativa en salud y proporcionar incentivos vinculados al desempeño laboral. En virtud de ello, se organizó el departamento de Promoción y Educación en Salud del MSPAS y se proporcionó capacitación al personal.

Se capacitaron a 10,883 personas sobre uso de plantas medicinales, que corresponden al personal del primer nivel de atención de salud del MSPAS, en cumplimiento al Plan Nacional de Salud 2000-2004.

El IGSS invirtió Q4.9 millones en capacitación de su recurso humano realizando 48 eventos de capacitación, formación y desarrollo del recurso humano, 21 becas al exterior para formar especialistas médicos; y 137 becas al interior para formar personal médico y administrativo.

 
Indice

Siguiente Tema