[GuiaGenero/indisu.htm]

Notas y Artículos

 
 

La explotación y el turismo sexual infantil

Introducción

La Convención de los Derechos del Niño define como niño a toda persona menor de 18 años, salvo que, en virtud de la ley que le sea aplicable, alcance antes la edad penal o su emancipación. La explotación sexual de los niños es la utilización de los niños con fines comerciales de índole sexual por una remuneración u otra contraprestación entre el niño o la niña, el cliente, el intermediario o agente y otros que se lucren con la trata de niños para esos fines. 

Las tres formas de explotación sexual han sido definidas por las Naciones Unidas de la siguiente manera:

1) Prostitución infantil:" La acción de contratar u ofrecer los servicios de un niño para realizar actos sexuales a cambio de dinero u otra contraprestación con esa misma persona u otra " (Documento A/50/46).

2) La trata y la venta de niños con fines sexuales dentro de un mismo país o entre países: La Convención suplementaria sobre la esclavitud, la trata de esclavos y las instituciones y prácticas análogas de la esclavitud de 1956 define la venta de niños como la transferencia de un niño de una parte a la otra con cualquier propósito a cambio de compensación financiera o de otro tipo.

3) Pornografía infantil: "La representación visual de un menor de 18 años en un acto sexual explícito, real o simulado, o en una exhibición de los órganos genitales, para el placer sexual de un usuario"

Si en los últimos años ha habido una gran preocupación por parte de los organismos supranacionales ante un problema este ha sido la preocupación por poner bases legales para garantizar el respeto de los derechos humanos de la infancia

No obstante los derechos humanos de la infancia son violados constantemente El trabajo forzado, los niños soldados la explotación, el abuso y el comercio de menores, el turismo sexual infantil, la utilización de los niños con fines pornográficos han dejado de ser anecdóticos y cobran una importancia capital por su aumento significativo.

El problema no se circunscribe a ninguna área del mundo esté desarrollada o no, Tampoco es producto de ninguna cultura, etnia o religión concreta sino que aparece en todos los sitios, atendiendo a variables económicas para explicar las diferencias. Los países con menor renta "per cápita" son los que más producen el trabajo y la explotación infantil, incluyendo la sexual; mientras que en los países ricos el problema se centra en la demanda de pornografía y turismo sexual infantil.

Un hito importante en el enfrentamiento al problema, se produjo en el congreso mundial de Estocolmo que catalizó las actuaciones hasta entonces latentes de la sociedad internacional. El congreso, celebrado en 1996, contó con la participación de 122 países, organizaciones no gubernamentales y otras fundaciones con el objetivo fundamental de analizar la explotación sexual de los niños.

La información vertida en el congreso analizaba que actualmente millones de niños de todo el mundo son explotados sexualmente. Los marcos jurídicos supranacionales como la Convención de los Derechos del Niño, recoge en su normativa la protección del niño de una forma integral, por lo que las explotaciones sexuales comerciales son violaciones fundamentales a sus derechos.

Según datos de la Organización Internacional del Trabajo, existen 400 millones de niños en la franja 10-14 años que trabajan. La quinta parte de estos desempeñan su tarea en condiciones arriesgadas o peligrosas. En el mundo más de 300 millones de niños no van a la escuela y en Europa en la actualidad hay 5 millones de niños que trabajan sin tener la edad legal.

El informe de UNICEF sobre la situación de la infancia en el mundo de 1997, relata que en los países occidentales el número de niños que trabajan se ha reducido gracias a la asistencia obligatoria a la escuela, al incremento de la renta familiar y a la legislación que lo prohíbe. Asimismo el informe calcula que en el mundo hay unos 100 millones de "niños de la calle". 40 en América La tina, 30 en Asia y 10 en África. La mayoría de estos niños realizan prostitución y son drogadictos. Cuando hemos intentado investigar este extremo en nuestro país, ya sea a través de estadísticas policiales o judiciales el resultado ha sido negativo. Incluso en la Unión Europea, tan partidaria de recoger la información de los integrantes del tercer mundo, es incapaz de aportar datos relativos a sus países miembros. El Banco Mundial y UNICEF realizaron en 1997 un informe en que se relata que 650 millones de niños viven con una renta inferior a un dólar diario, además cada año mueren en el mundo, antes de cumplir los cinco años de edad 14 millones de niños. Esta situación es determinante para la aparición de la prostitución infantil y juvenil.

En Brasilia, según un informe de la Red Solidaria Azul y Blanca, Organización integrada en las Naciones Unidas como asesora en problemas de la infancia y la adolescencia, el 70% de los estupros practicados contra niños y adolescentes ocurren dentro del ambiente familiar, el 40 de las víctimas son menores de 18 años. En las ciudades del nordeste de Río Negro y Foz de Iguazú, los extranjeros prefieren pagar un alto precio por niñas de poca edad, preferiblemente vírgenes, por miedo al contagio del virus del SIDA. En una investigación realizada por Unicef, se señala que más de 200 brasileñas (65 % menores de 18 años), son prostitutas en Ciudad del Este, en Paraguay. Según este mismo informe, en los municipios de la región, el número de niñas prostituidas menores de 16 años se acerca a las 1500.

En Asia los datos son más completos debido al trabajo de diversas organizaciones que trabajan contra la explotación sexual de los niños. En 1991, un estudio realizado por India Today situó el número de niños prostituidos en la India entre 400 mil y 500 mil. Las estimaciones sobre la industria sexual infantil en Thailandia varía entre los 80 mil y los 800 mil, La última cifra proviene del Centro para la Protección de los Derechos del Niño, que ha realizado un trabajo de campo durante 18 años. En Sri Lanka, se sabe que la industria del sexo ha llegado a alcanzar una cifra de 20 mil niños y niñas. El problema de las niñas que son raptadas en Nepal y llevadas a la India es sangrante.

Una encuesta realizada recientemente en la República Dominicana, estimó que había unos 25.400 menores involucrados en prostitución. En Junio de 1994, un estudio en Colombia calculó que sólo en la capital, Bogotá, tres mil menores trabajaban como prostitutos. En muchas partes de Centroamérica y Sudamérica, el problema de los niños y niñas que se prostituyen, está ampliamente documentado.

Los datos de África son escasos, pero muchas de las condiciones relacionadas con este problema están allí presentes: pobreza, desintegración familiar y guerras. Las familias se separan y las mujeres y los niños se exponen a abusos sistemáticos.

El abuso del consumo de drogas también desempeña un papel importante en los países desarrollados, ya que los niños y sus explotadores tratan de ganar dinero para sostener su adicción, mediante el comercio sexual. Es conocida la existencia de un número creciente de niños explotados sexualmente en las calles de Nueva York, Londres y Sidney. Este mundo está rodeado de corrupción, además la normativa legal no ha sido, a menudo, la más adecuada para combatirla y existe una muy limitada sensibilización de las fuerzas de seguridad de muchos países con lo que se potencia la explotación. Los agentes implicados en el proceso de explotación son muchos y desde muy variados ámbitos; intermediarios, familias, y hasta gobiernos son culpables, ya sea por indiferencia, negligencia o una actividad delictiva real. Las víctimas, los niños, pueden ser conducidos a situaciones terribles en los planos del desarrollo físico, psicológico, moral y social. Estas situaciones incluyen embarazos, mortalidad maternal, retraso en el desarrollo, enfermedades sexuales, incluyendo SIDA, etc.

II .LAS DIMENSIONES INFLUYENTES

Existen diferentes factores que posibilitan la aparición y el mantenimiento de de la prostitución infantil. Son un cúmulo de situaciones que interactúan propiciando la actuación en núcleos familiares particularmente sensibles.

En primer lugar analizaremos el medio urbano como factor propiciatorio para la aparición del problema. Un informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente de 1995 relata que entre el 70 y el 80% de las ciudades europeas con más de 500000 habitantes no responden a los criterios fijados por la Organización Mundial de la Salud. La excesiva "ratio" habitante-metro cuadrado, la fragmentación del espacio urbano en función de criterios políticos, étnicos o económicos, la formación de guetos, la crisis de la cohesión social, la crisis de las instituciones y de la identidad cultural, crean condiciones objetivas para la aparición del problema.

Otro factor importante lo encontramos en la crisis de la institución familiar. El desarrollo que en los últimos años ha tenido la institución familiar ha sido producido por factores de corte socioeconómico que han causado profundos cambios en la organización del trabajo, la producción, el lugar de trabajo y las relaciones entre el trabajo y el hogar, produciendo un nuevo tipo de familia y de interacción entre sus miembros. que han propiciado la desaparición de la familia como aglutinante social y cultural. El trabajo y la familia han tenido un profundo proceso de disociación. Las políticas adoptadas en favor de la infancia y la familia deben ir de la mano con las medidas de planificación urbanística que potencien la construcción de zonas recreativas infantiles seguras y que posibiliten las condiciones necesarias para revitalizar el "barrio" como lugar propicio para la convivencia y la interacción social en contra de la inseguridad y el miedo que en la actualidad generan las nuevas urbanizaciones. La política familiar debería incluir la reforma en los sistemas de guarderías, la educación preescolar y escolar, con el objetivo de permitir a los padres la combinación del trabajo y la interacción con los hijos lo que permitiría el descenso de vida en la calle de muchos niños.

Otra dimensión a tener en cuenta se refiere a la formación escolar. La escuela en unión con la crisis familiar es determinante para la aparición de la delincuencia y criminalidad juvenil, además de los abusos y la explotación infantil en el mundo. En Europa, concretamente es una de las causas de fracaso y abandono escolar, lo que proporciona un excelente caldo de cultivo para la alienación, la marginación la explotación y los abusos. Los problemas fundamentales son la ausencia de interés en el proceso de aprendizaje, las repercusiones escolares de los `problemas familiares, la cultura televisiva, el crecimiento de la violencia en la escuela y la falta de respeto mutuo entre profesores y alumnos.

La aparición de la "nueva" escuela intentó paliar las necesidades de la enseñanza masificada, situación esta no muy adecuada y afortunada para la profunda información y conocimiento. Los objetivos de aprendizaje, formación, recreación y revitalización de la cultura han sido poco a poco sustituidos por la competitividad y la eficacia con el consiguiente detrimento del espíritu de convivencia y las virtudes cívicas que en teoría debiera buscar.

La crisis cultural es otro factor determinante en la aparición de la pornografía y la prostitución sexual infantil. A pesar de que haya leyes ante estas situaciones, el problema sigue existiendo e incluso aumentando. Las reacciones tolerantes y blandas y sobre todo la actividad potenciadora nos permiten afirmar que el problema tiene una dimensión cultural. En Europa los actos de explotación sexual indican una decadencia y crisis que involucra a amplias capas de la población.

Los implicados, casi siempre adultos, carecen de valores éticos y morales y desconocen el sentido de la responsabilidad humana. Estas actividades hacen reflexionar sobre el modelo social a que se ha llegado y al porqué no se dan mas rígidas soluciones. Si el problema tiene como foco a los niños hay que considerar aspectos como la responsabilidad social debería apartar a los niños de las situaciones de riesgo sobre todo cuando realizan conductas tan determinantes, en el sentido negativo, como la prostitución infantil.

La escala de actitudes y valores, la "cultura erótica", no cambiarán, a pesar de las legislaciones. Un mundo libre de explotación, malos tratos, tráfico y prostitución de niños, pasa por un aumento del respeto de la integridad de la naturaleza y de la vida humana y por el respeto de los derechos humanos, en especial, los infantiles. La pobreza y el desempleo son otros factores determinantes. Si a estas situaciones se le suman la falta de expectativas de futuro y la incapacidad de tomar parte en procesos de transformación de la realidad individual y social, tendremos un caldo de cultivo multiplicador de marginación y de prostitución infantil

III. EL CONGRESO DE ESTOCOLMO

El congreso mundial de Estocolmo acordó como alta prioridad, la acción contra la explotación comercial sexual de los niños, adecuando los recursos necesarios para la intervención. El congreso supuso, sin duda una gran movilización y procesos de cambio cultural e institucional que han determinado la puesta en marcha de numerosas iniciativas en las instituciones públicas y en las organizaciones sociales.

España, como el resto de países participantes, asumió una serie de compromisos que pueden ser sintetizados en:

-          Conceder prioridad a las acciones dirigidas a combatir la explotación sexual de los niños y niñas.

-          Promover la cooperación internacional entre estados y sectores sociales para prevenir la participación de los niños y niñas en el comercio sexual y reforzar el papel de la familia en su protección.

-          Promulgar el carácter delictivo de la explotación sexual comercial de los niños y niñas, condenar y castigar a todos los delincuentes implicados, tanto españoles como extranjeros, garantizando que las víctimas infantiles queden exoneradas de toda culpa.

-          Examinar y revisar la legislación, programas y políticas vigentes, con el fin de eliminar la explotación sexual a la infancia y garantizar su aplicación.

-          Crear y promover un clima adecuado de protección y garantizador de los derechos de la infancia por parte de progenitores y personas legalmente responsables de ellos.

-          Movilizar a políticos y agentes sociales implicados (Comunidades nacionales, internacionales, entidades gubernamentales y ONG’s, etc.). Así como promover la participación popular, incluida la de los propios niños para ayudar a la eliminación de la explotación sexual de la infancia.

-          Desarrollar planes y programas integrales que incluyan las diferencias de género en los que promueva la integración social de las víctimas de la explotación sexual infantil.

Una acción importante en este sentido se refiere al impulso necesario que fomente la cooperación entre los estados y los sectores de la sociedad. El plano legislativo debe de ser cambiado y debe criminalizarse el comercio sexual de los niños y condenar y penalizar a los delincuentes que lo realizan. Es necesario revisar donde sea necesario, las leyes, las acciones de los cuerpos de seguridad de los estados y los programas interventivos con objeto de eliminar esta explotación. Estas leyes deben poner en marcha las políticas de protección de los niños y deben potenciar la comunicación y cooperación entre las autoridades. El plano legal debe abarcar las áreas local, regional, nacional y supranacional.

Los objetivos deben tener, asimismo, un aumento de sensibilización que permita la prevención de la explotación sexual infantil y es por medio de la educación, las movilizaciones sociales y el desarrollo de las acciones como se debe modificar la actitud con respecto a la explotación. Por otra parte, ha de incrementarse el papel de la participación popular, incluyendo la de los niños para prevenir y eliminar la explotación sexual.

 IV. EL MARCO JURIDICO Y POLITICO-SOCIAL INTERNACIONAL

1) Programas y actividades del sistema de Naciones Unidas.

1.1 Consejo Económico y Social de Naciones Unidas. (ECOSOC).

En el marco del ECOSOC, dos comisiones permanentes del Consejo trabajan en la elaboración de instrumentos internacionales.

1.1.1. Comisión de Derechos Humanos

a) Resolución de la comisión de Derechos humanos 1999/80 sobre los Derechos del niño, aprobada por la Asamblea General en Septiembre de 1999.

Esta resolución tiene presente la Convención sobre los derechos de la infancia y reafirma la declaración y el plan de acción aprobados por la Cumbre Mundial a favor de la infancia en 1990, y la declaración y programa de acción de Viena de Junio de 1993, donde, entre otras cosas, se indica que deben reforzarse los mecanismos y programas nacionales e internacionales de salvaguarda y protección de los niños, en particular de los niños en circunstancias difíciles, con inclusión de medidas eficaces para combatir los casos de explotación y maltrato de niños, el infanticidio femenino, el empleo de niños en trabajos peligrosos, la venta de niños y sus órganos, la prostitución infantil y la utilización de los niños en pornografía y otras formas de abuso sexual y en que se reafirma que todos los derechos humanos y libertades fundamentales son universales.

LA RESOLUCIÓN INCLUYE ENTRE OTRAS, REFERENCIAS A:

Prevención y erradicación de la venta de niños y de su explotación y abusos sexuales, incluidas la prostitución infantil y la utilización de niños en la pornografía. Cita también la reunión de expertos de la UNESCO, celebrada en París los días 18 y 19 de Enero de 1999 sobre abuso sexual de menores, pornografía infantil y pedofilía en la Internet, así como su declaración y el programa de acción del congreso mundial de Estocolmo.

b) Resolución de la comisión de derechos Hunanos sobre la niña, aprobada por la asmblea general. La resolución insta a los Estados a tomar las medidas necesarias para proteger a las niñas y a las adolescentes contra todas formas de violencia, incluyendo la explotación y el abuso sexual.

c) Proyecto de protocolo facultativo de la Convención de Derechos de la Infancia sobre venta, prostitución y pornografía infantil. En el seno de la Comisión, un grupo de trabajo está elaborando desde hace varios años este proyecto. En su sexto periodo de sesiones, del 24 de Enero al 4 de Febrero del 2000, el grupo de trabajo presentó un nuevo texto de protocolo que se espera será aprobado en un plazo breve, de acuerdo con la petición que la comisión de Derechos Humanos formuló.

1.1.2. Comisión para la prevención del delito y la Justicia Penal.

Proyecto de protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, en especial mujeres y niños, que complementa a la Convención de las Naciones Unidas contra la delincuencia Organizada Transnacional.

En el seno de esta Comisión, un Comité especial está elaborando un proyecto, cuyo último texto se presentó en el quinto periodo de sesiones del comité en Octubre de 1999. Varias delegaciones señalaron que el protocolo debería tener en cuenta la labor que está realizando el grupo de trabajo que está elaborando el proyecto de protocolo facultativo de la Convención de derechos del niño sobre venta, prostitución y pornografía infantil y el convenio de la Organización Internacional de Trabajo sobre la prohibición de las peores formas de trabajo infantil.

El proyecto considera que, si bien existen instrumentos jurídicos internacionales para combatir la explotación sexual de las mujeres y los niños, no existe ningún instrumento universal que tenga por objeto todos los aspectos de la trata de personas.

1.2. Organización Internacional del Trabajo. (O.I.T.).

La Conferencia Internacional del Trabajo adoptó en Junio de 1999 el convenio sobre la prohibición de las peores formas de trabajo infantil y la acción inmediata para su eliminación con su consiguiente recomendación. La Conferencia reconoce que el trabajo infantil se debe en gran parte a la pobreza, y que la solución, a largo plazo radica en un crecimiento económico sostenido, conducente al progreso social, en particular a la mitigación de la pobreza y a la educación universal. De acuerdo con el artículo 1 del Convenio 182, todo estado miembro que lo ratifique deberá adoptar medidas para conseguir la prohibición y la eliminación de las peores formas del trabajo infantil con carácter de urgencia. Entre esas formas, el artículo 3 de3l Convenio cita "la utilización, el reclutamiento o la oferta de niños para la prostitución, la producción de pornografía o actuaciones pornográficas”. Se están realizando trámites para la ratificación del Convenio por parte de España.

1.3. Programas y actividades de la Organización Mundial de Turismo

La OMT ha creado un grupo de acción para la vigilancia de la prostitución infantil en turismo y ha celebrado varias reuniones relacionadas con la lucha contra el turismo sexual que implica a menores. En las resoluciones del Congreso de Estocolmo se señalaron medidas de actuación contra el turismo y la prostitución infantil. La Organización Mundial del Turismo fue señalada como una institución importante para vehicular los planes de acción, ya que coordina áreas fundamentales como agencias de viajes, compañías aéreas y navales, ferrocarriles, tour-operadores, etc., por lo que esta organización se comprometió a realizar un encuentro anual en el que se desarrollara un Observatorio de Turismo y Prostitución Infantil, con el propósito de descubrir, aislar y erradicar la explotación sexual infantil en los lugares del mundo donde se realiza.

ASIMISMO EN LA REUNIÓN DE 1999 EN BERLIN SE REVISARON LAS SIGUIENTES MEDIDAS:

a) En el plano gubernamental se analizaron las modificaciones en legislación, medidas administrativas y relaciones internacionales

b) En el plano de las organizaciones internacionales la Comisión Europea ha financiado un número de actividades como la preparación de material explicativo y folletos para las escuelas de turismo en distintos países de la Unión Europea, así, como otros soportes audiovisuales para ser expuestos en las líneas aéreas. La UNESCO, también organizó una conferencia internacional para combatir la pornografía infantil, a través de Internet en Enero de 1999.

c) En el plano de los tour-operadores y agencias de viaje y a través de sus organizaciones internacionales se avanzó en la creación de un código de conducta profesional con el objetivo de autorregular éticamente el problema.

d) En el plano de los hoteles, la asociación internacional de hoteles y restaurantes publicó en Julio de 1998 un folleto en el que se recogen aspectos legislativos y penales sobre la explotación sexual infantil, el folleto es extensamente repartido entre los huéspedes de los hoteles de esta asociación.

e) En lo que respecta a las líneas aéreas entre ellas Iberia se han realizado campañas a través de vídeos y folletos explicativos acerca de la prostitución infantil, sobre todo en los vuelos que se prestan más al turismo sexual infantil.

f) En lo que respecta a la cooperación con las Instituciones Europeas la Organización Mundial de Turismo ha ofrecido incluir en sus actividades dos iniciativas. En primer lugar, la realización de un listado de turistas que han sido sorprendidos realizando turismo sexual infantil. En segundo lugar formación para todo el personal de todos los agentes implicados en el proceso, con el objetivo de detectar a todas las personas practicantes.

g) La utilización del logotipo de la campaña contra turismo sexual infantil. En la reunión se decidió la utilización de un solo logotipo internacional que distinga las campañas de acción, incluyendo las iniciativas de las ONG’s.

2. PROGRAMAS Y ACTIVIDADES DE LA UNION EUROPEA

El Congreso Mundial de Estocolmo, produjo un claro efecto de movilización en las instituciones europeas que se tradujo en numerosas iniciativas legales y financieras.

2.1. Parlamento europeo.

Resolución sobre la protección a la infancia. Considera que las medidas para combatir la explotación sexual deben ser una prioridad absoluta para todos los estados miembros y que la Unión Europea debe apoyar sus esfuerzos. Resolución sobre los menores víctimas de la violencia del 19 de Septiembre de 1996. Insta a los Estados Miembros a que formulen propuestas en materias de acciones comunes que establezcan un marco jurídico, claro y coherente, que permita una cooperación judicial y policial posibilitadora de desmantelar las redes organizadas de prostitución infantil, incluso cuando los actos de explotación sexual sean cometidos por nacionales de los estados miembros en terceros países. 

2.2 Consejo de la Unión Europea.

EN EL MARCO DEL TERCER PILAR DEL TRATADO DE LA UNIÓN EUROPEA, EL CONSEJO HA ADOPTADO VARIAS ACCIONES COMUNES:

a) Declaración del Consejo, de Septiembre de 1996, relativa a la explotación sexual de la infancia.

b) Acción común de 29 de noviembre de 1996, por la que se establece un programa de estímulo e intercambios destinado a los responsables de la acción contra la trata de seres humanos y la explotación sexual infantil (Programa STOP, 1996-2000). Este programa tiene un carácter multianual y multiprofesional y acoge, entre otros, proyectos de formación de profesionales, de prevención, de uso de Internet por la policía i por ONG’s como vía de información para la lucha contra la explotación sexual infantil, de investigación epidemiológica sobre casos de explotación sexual infantil en los países mediterráneos.

c) Acción común de 24 de Febrero de 1997 relativa a la lucha contra la trata de seres humanos y la explotación sexual de los niños.

El texto contiene una definición de las nociones de trata de seres humanos y de explotación sexual. En virtud de esta Acción Común, los Estados Miembros se comprometen a criminalizar en sus legislaciones penales respectivas un cierto número de infracciones y a preveer las sanciones penales apropiadas, así como a determinadas medidas de cooperación jurídica y de protección de testigos y víctimas. Se comprometen asimismo a hacer posible la persecución judicial de los hechos de abuso sexual sobre menores, incluso si las infracciones no han sido cometidas en el territorio (Principio de extraterritorialidad). Tales disposiciones permiten luchar contra el turismo sexual, al impedir que los infractores queden libres de sanción por el hecho de huir al extranjero.

d) Conclusiones del Consejo, de Diciembre de 1999, sobre la aplicación de las medidas de lucha contra el turismo sexual que afecta a los niños. Además de hacer un recordatorio de las medidas realizadas, recuerda el carácter intersectorial que estas deben tener, conjugando justicia, interior, asuntos sociales, sanidad, educación, turismo, nuevas tecnologías, así como las políticas de exterior y de derechos humanos.

2.3. Comisión Europea.

a) Programa DAPHNE. Es un programa de acción comunitario plurianual complementario al programa STOP, que tiene por objeto crear y reforzar redes entre ONG’s que luchan contra la violencia contra los niños, los adolescentes y las mujeres para la realización de actividades de formación, de intercambio de información y de experiencias útiles, de difusión de información, de estudios e investigaciones y de proyectos piloto innovadores.

b) Comunicación de la Comisión sobre la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual, transmitida al Consejo y al Parlamento Europeo el 20 de Noviembre de 1996.

c) Comunicación sobre la lucha contra el turismo sexual que afecta a los niños, adoptada el 27 de Noviembre de 1996. La comunicación aporta respuestas específicas y concretas en esta materia, en una perspectiva a medio y largo plazo.

d) Libro Verde sobre la protección de menores y de la dignidad humana en los nuevos servicios audiovisuales y de información, adoptado el 16 de Octubre de 1996. El libro hace propuestas para la protección de los menores frente a determinados contenidos que puedan atentar contra la dignidad humana (Pornografía infantil, formas extremas de violencia gratuita y otros.)

e) Comunicación de la Comisión, de 26 de Mayo de 1999, sobre la aplicación de las medidas de lucha contra el turismo sexual que afecta a los niños. En la Comunicación se informa de los progresos realizados contra el turismo sexual en el periodo 1997-1999, en cuanto a la mejora del conocimiento del fenómeno, a la mayor eficacia de la legislación, al incremento de los esfuerzos para detener la afluencia de turistas sexuales procedentes de los Estados Miembros, y al desarrollo de iniciativas para combatir el turismo sexual en terceros países.

2· Las medidas en nuestro país.

La delegación española, presidida por Francisco Bueno Arús, elaboró un informe para relatar las medidas nacionales legales para combatir la explotación comercial sexual de los niños en la reunión del Consejo de Europa que tuvo lugar en Estrasburgo el 28 de Abril de 1998; cuyo resumen clasificamos en los siguientes apartados:

a) Cualificación y penalización de las acciones.

El Título VIII del Código Penal en vigor: "Infracciones contra la libertad sexual clasifica las calificaciones delictivas según si han sido realizadas con menores, incapaces o con personas mayores”. Actualmente han sido revisadas las calificaciones penales para garantizar una protección autentica de la integridad y de la libertad sexual de los menores mediante la reforma de las calificaciones delictivas del abuso sexual y es calificada penalmente la conducta de los que, por no importa que medios venden, difunden exhiben o facilitan la difusión, la venta o la exhibición de materiales pornográficos en los que aparezcan menores. La reforma del código Penal tiene su marco en las exigencias de la sociedad nacional e internacional en lo que concierne a la importancia de los bienes jurídicos en juego.

SON PENALIZADAS LAS CONDUCTAS SIGUIENTES:

1) Prostitución y corrupción de menores

1.1. Participación. (Artículo 187)

1.2. Utilización en espectáculos exhibicionistas o pornográficos (Artículo 189)

1.3. Coacciones a la prostitución y a la corrupción (Artículo 189. 3)

1.4. Tráfico de menores. (Artículo 188.2)

1.5. Incumplimiento de los deberes de asistencia. (Artículo 189. 3.)

2) Agresiones y abuso sexual de menores

2.1. Agresiones sexuales (Artículo 180. 1. 3.)

2.2. Abusos sexuales.

2.2.1. Niños de menos de trece años (Artículo 181. 1.)

2.2.2. Niños de menos de quince años y más de trece. (Artículo 181. 1) 

2.2.3. Niños de menor de dieciocho años y más de trece. (Artículo 183)

3) Abuso sexual. (Artículo 184)

b) Protección de los niños y víctimas de los testigos.

1) Ley 35/1998 de 11 de Diciembre, de ayuda y asistencia a las víctimas de infracciones videntes y contra la libertad sexual. Normativa de aplicación. 

2) Ley Orgánica 19/1994, de 23 de Diciembre, de protección a los testigos y a los expertos en causas criminales.

c) La modificación operada con la Ley Orgánica 11/1999 incluye los siguientes aspectos.

1) Se endurecen en general las penas para los delitos que atentan contra la libertad sexual.

2) Se extiende el principio de justicia universal, de forma que los tribunales españoles podrán juzgar también los delitos relativos a la prostitución y corrupción de menores cometidos por españoles o extranjeros fuera del territorio nacional. Asimismo, se matiza el requisito de que el hecho sea punible en el lugar de la ejecución, que deja de ser exigible cuando no resulte necesario en virtud de Tratado Internacional o de un acto normativo de una Organización Internacional de la que España sea parte.

3) Penaliza el tráfico de personas con propósito de explotación sexual hacia dentro o fuera del territorio nacional.

5) En cuanto a la edad del menor víctima de abusos sexuales, se eleva a trece años la edad hasta que su consentimiento se considera irrelevante a efectos de la penalización de estas conductas.

6) Se introduce nuevamente el delito de corrupción de menores.

7) Se recupera la denominación de violación para determinadas agresiones sexuales.

8) Se penaliza la utilización de menores para elaborar material pornográfico, así como la producción, venta, distribución, exhibición de material pornográfico de estas características, e incluso, la tenencia del mismo cuando su objeto es la realización de las conductas anteriores.

9) En determinados delitos, en los que la víctima es un menor de edad (homicidio, aborto no consentido, lesiones, malos tratos, detenciones ilegales, torturas y otros delitos contra la integridad sexual y la intimidad), el conjunto de los plazos de prescripción de aquellos comenzará a contarse desde que la víctima alcance la mayoría de edad.

10) Por último se reforma también la figura del acoso sexual en el ámbito de una relación laboral, docente o análoga, cuando hasta ahora sólo contemplaba la acción que provenía de un superior jerárquico, ampliando las circunstancias que pueden llevar a considerar una conducta como tal acoso, y por tanto, acreedora de sanción penal.

C) Tratamiento de los delincuentes sexuales.

El tratamiento va dirigido hacia los factores de riesgo y al trabajo que ponga las condiciones necesarias para su no reincidencia.

D) Medidas en prevención, sensibilización y difusión.

1) El Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, ha subvencionado programas, sobre todo de abuso sexual a la infancia.

También ha subvencionado programas de participación de los padres, niños y profesionales en la prevención de los abusos sexuales. Por otra parte ha generado programas para la creación de un equipo que se ocupe de casos susceptibles de sospecha de abuso sexual. Por último, ha potenciado programas de sensibilización referidos al abuso sexual de los niños. 

2) Proposición no de ley sobre explotación sexual.

El Pleno del Congreso de los Diputados Español, en su sesión de Mayo de 1997, aprobó una proposición no de Ley sobre explotación sexual de los niños y acordó instar al gobierno a "Proseguir la cooperación en el seno de la Unión Europea con objeto de poner fin a la explotación sexual de los niños ( ), lograr la aplicación de las recomendaciones del Congreso de Estocolmo (.....), intensificar la cooperación policial y judicial dentro de la Unión Europea en la lucha contra la explotación sexual de los niños (.....), aprobar el reglamento de desarrollo de la Ley 35/1995, de 11 de Diciembre de ayudas y asistencia a las víctimas de delitos violentos y contra la libertad sexual y contemplar en él de forma específica la situación de los menores sometidos a este tipo de conductas (.....), implantar oficinas de asistencia a las víctimas de delitos en juzgados, tribunales y fiscalías en las que las necesidades lo exijan y dotarlas de personal especializado en atención a los menores. (.....), y difundir el contenido de la Acción Común de la Unión Europea, de 29 de Noviembre de 1996, (.....), potenciar, a través de acuerdos con los Ayuntamientos y Comunidades Autónomas, programas dirigidos a la detección e intervención de la explotación sexual de menores y al tratamiento de las víctimas (.....), continuar impulsando la existencia en todas las provincias de efectivos del Cuerpo Nacional de Policía especialmente preparados para la intervención con menores que sufren abusos y explotación sexual. Otra de las medidas se ha centrado en la edición de documentos y libros, tanto nacionales, como internacionales.

La publicación sobre la decisión del Parlamento de Europa sobre menores víctimas de violencia, entre ellas de la violencia sexual, fue la primera publicación realizada, posteriormente y también en el plano internacional se publicaron la acción común de 24 de Febrero, sobre lucha contra la trata de seres humanos y la explotación sexual de los niños, además de la acción común de 29 de Noviembre de 1996, sobre la puesta en marcha de un programa para el mantenimiento de los cambios tendentes a los responsables de la acción contra la trata de blancas y niños y la explotación sexual de menores., el proyecto del Acta del Consejo de Turismo, en el ámbito de la Comisión Europea en el año 1997, para la lucha contra el Turismo sexual infantil, por último, en el plano internacional, se creó un grupo de trabajo dedicado a establecer un protocolo facultativo acerca de la venta, la prostitución y la pornografía infantil. En el plano nacional se publicó en la colección "Estudios" del ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales el " Abuso sexual en los menores " Y el " Prevención de los abusos sexuales de los menores”.

En el plano de los encuentros, se ha realizado un seminario sobre la explotación comercial sexual de los niños, en el plano del seguimiento de Congreso de Estocolmo, con los objetivos de difundir y analizar la declaración del programa de acción adoptados en el Congreso, además de estudiar en el contexto español las actuaciones de esta problemática como la legislación, la importancia de los valores sociales, el turismo sexual y otras cuestiones y señalar las formas de concienciación pública acerca del problema en nuestro país. La última actuación se refiere a la implantación de una oficina de asistencia en alguna provincia como Albacete, León, Murcia, Oviede, Valladolid, Zamora, y posiblemente otras de que no tengamos constancia. En principio estas son las medidas que ha interpuesto el Estado ante el problema. El incremento económico de algunos sectores de la población, la facilidad actual de acceso a los países ofertadores de turismo sexual, hacen reflexionar si son suficientes para frenar, sancionar y solucionar una situación que se incrementa día a día

 V- CONCLUSIONES

Es muy difícil tener conocimiento de las variables que determinan el aumento o disminución de la aparición de la prostitución y pornografía infantil, que permita generar acciones para la prevención, evaluación e intervención con respecto al problema, salvo los de carácter general anteriormente relatados, ya que existen características complejas y multidimensionales que impiden un correcto análisis metodológico. No hay que sepamos estudios de tipo longitudinal aplicados a estas situaciones, auque la urgencia es evidente. Los modelos explicativos generales han propuesto diferentes modelos que apelan a características individuales, características familiares, relaciones paterno-filiales, factores socioculturales y modelos integradores como el de Finkelhor para la explicación del abuso sexual, que integra los factores personales, familiares, sociales y culturales en un modelo comprensivo, basado en cuatro precondiciones. Precondición primera: Factores relacionados con la motivación para abusar sexualmente: con subfactores como la congruencia emocional, activación sexual.

Precondición segunda: Factores que predisponen a superar los inhibidores internos.

Precondición tercera: Factores que predisponen a superar las inhibiciones externas.

Precondición cuarta: Factores que predisponen a superar la resistencia del menor.

En las taxonomías habituales, uno de los criterios que se tienen en cuenta para definir un maltrato, un abuso sexual o actividades como la pornografía o la prostitución infantil , es el daño físico y psicológico, potencial o real, teniendo en cuenta también que la relación entre las diferentes formas de abuso y prostitución infantil y las consecuencias dañosas del mismo no es una relación simple y lineal, sino que está modulada por factores del contexto y biográficas que pueden explicar la gran variabilidad individual en la manifestación de consecuencias y daños. En todo caso, se quiere señalar que, además del daño personal que estas circunstancias pueden ocasionar, e incluso en aquellos casos en que no se puede identificar claramente un daño físico o psicológico en el niño, afectan de lleno a las relaciones interpersonales entre los agentes y pacientes de la prostitución infantil. La perspectiva interpersonal nos sitúa frente al valor constituyente que tienen las relaciones interpersonales en el desarrollo, en el aprendizaje y en la construcción de la biografía y la identidad personal y en el tipo de relaciones interpersonales que cada persona establece en lo sucesivo con los demás. Las relaciones interpersonales que los niños y adolescentes establecen con los adultos en los diferentes escenarios de socialización tienen, pues, un alto valor validante o invalidante para sus propias experiencias personales, en la medida en que les dan crédito o las desacreditan y en la medida en que contribuyen a fortalecer o debilitar la confianza en sí mismo o en los demás. Estos comportamientos se producen en el curso de una transacción interpersonal y afectan a la cantidad y calidad de transacciones y vínculos interpersonales actuales y futuros con otras personas.

Con independencia de que las definiciones de abuso y explotación sexual estén condicionadas por las normas, valores, creencias culturales de cada sociedad o grupo social, el abuso, la violencia y la explotación sexual de los niños y de los adolescentes constituye un fenómeno complejo y multidisciplinar y una experiencia personal de victimización que afecta a todas las dimensiones de su biografía personal, y que afecta además a sus relaciones personales y sociales actuales y futuras y de manera concreta al aprendizaje de su comportamiento sexual y de los significados que este adquiera para la imagen que tienen de sí mismos y de su cuerpo y para la satisfacción o insatisfacción que sientan con el cuerpo que les ha correspondido.

ESTE PLANTEAMIENTO INTERPERSONAL TIENE IMPLICACIONES A OTROS NIVELES:

1) Nos permite ahondar el las figuras del haber sido abusado-prostituido y en la de abusador-proxeneta. La circunstancia ha condicionado estrategias interpersonales para afrontar las dificultades en la comunicación, en el control de la conducta, en la obtención de objetivos en los que los demás están implicados.

2) Asimismo, nos permite también contemplar el papel de los factores de protección y de resistencia personal frente al abuso y la prostitución infantil, en la medida en que estos factores están muy asociados a la oportunidad para establecer vínculos interpersonales y emocionales protectores.

3) Nos permite superar el discurso y la acción fragmentados en los que a menudo incurre la investigación y la acción profesional y que establece parcelas aisladas (Maltrato físico, abuso sexual, explotación sexual y pornografía infantil), y presentar una perspectiva integrada en la que seamos capaces de analizar la violencia ejercida contra los niños y adolescentes y la victimización que experimentan en las relaciones interpersonales en los distintos escenarios de la vida social. Por ultimo añadir que la explotación sexual infantil, sus programas de intervención, las políticas practicadas, han de incorporarse nítidamente los criterios psicológicos, sociales y jurídicos inherentes a la perspectiva de los derechos humanos de los niños y adolescentes.

Este planteamiento no desvirtúa los demás criterios que se han ido proponiendo, desde las políticas, desde las prácticas y desde la investigación, relacionados con el daño real o potencial, con las necesidades de la infancia y con la ética de las relaciones interpersonales. Por el contrario, la perspectiva de los derechos humanos les otorga a los demás criterios una cobertura ética y jurídica más amplia, a la vez que la misma perspectiva de los derechos se especifica y concreta con otros criterios. En la historia reciente de la especie humana, la ética de los valores vinculados a la promoción y protección de los derechos humanos ha supuesto cambios transcendentales en las políticas, en las prácticas institucionales y en la vida cotidiana.

Por su parte, la Convención de los Derechos de la Infancia introduce la ética de los derechos humanos de la infancia en los modelos conceptuales sobre la infancia y adolescencia y en las políticas sociales que se refieren a este sector de población. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos, celebrada en Viena en el año 1993, consagró esta perspectiva en su Declaración y Programa de Acción en la que se incluye un apartado específico referido a los derechos de la infancia y en la que se reafirma que todos los derechos humanos y libertades fundamentales son universales. La inserción del problema de la prostitución comercial infantil en el discurso y en las prácticas sociales asociadas a la perspectiva de los derechos humanos tiene otras implicaciones.

1) Nos permite abordar el problema y la promoción y protección de los derechos de la infancia y la adolescencia insertados en el contexto sociocultural y económico donde tiene lugar.

Esta inserción nos hace conscientes de los factores socioculturales de riesgo, entre los que se encuentran la falta de equidad en el acceso a las oportunidades y recursos, la falta de poder y de control sobre la propia vida y sobre los recursos que la condicionan, la pobreza y la exclusión social con sus riesgos acumulados y multiplicativos, todo lo cual constituye una evidente lesión de los derechos humanos básicos de los que son titulares todos los ciudadanos, y especialmente los niños.

2) Nos obliga a superar un discurso sobre la infancia y la prostitución infantil desgajado del contexto en las que se produce, lo cual hace que se disfracen las verdaderas causas del problema.

3) Subraya un planteamiento integral del problema que supera los factores de riesgo, unos para el maltrato, otros para el abuso sexual y otros para la prostitución sexual, éste último para la explotación laboral, en su dimensión más trágica y todos para la negligencia emocional en un sentido amplio. 

4) Por último subraya el papel y la competencia primordial de las instituciones como garantes de la satisfacción de los derechos humanos básicos, fundamentalmente los de la infancia.

 

Víctor Sancha Mata

FUENTE: www.geocities.com/territoriosocial